Sunday, April 27, 2014

Inaugurar dos veces la misma inutilidad

En abril del 2009 Marcelo Ebrard inauguró una planta potabilizadora de agua en la Magdalena Contreras  que a la fecha no funciona (Aquí la historia: Inaugurando Inutilidades). 

La planta no servirá para lo que fue construida pero es muy útil para las inauguraciones. En noviembre del año pasado, el Jefe de Gobierno Miguel Angel Mancera anunció que la va a inaugurar... de nuevo. Hizo el anuncio inaugurando otra planta de de tratamiento, en este caso para aguas residuales (Ver nota aquí).

Cuando funcionan, las plantas de tratamiento potabilizadoras (como la que se va a inaugurar al menos dos veces), se utilizan para terminar de limpiar agua, pues proviene de pozos y de ríos sin contaminación). El agua que sale de esas plantas es útil para consumo humano. Es el agua que llega a nuestros tinacos. 

Por su parte las plantas de tratamiento de aguas residuales (como la que inauguró Mancera en noviembre) son útiles para limpiar el agua de deshecho de las casas y las industrias, con el fin de que esa agua se utilice para riego. De las 25 plantas que opera el SACMEX, la más importante es la de Cerro de la Estrella que está en Iztapalapa y que limpia más del 70% del agua que entra a todas las plantas de tratamiento. El agua que sale de esta planta se distribuye en todo el sur para los cultivos principalmente en Xochimilco y Tláhuac y hasta el Estado de México. 

Algunas plantas de tratamiento de agua las opera el gobierno federal, otras el gobierno local y otras las compañías privadas, como las refresqueras, cerveceras o las constructoras. 

Las constructoras incluyen plantas de tratamiento en las casas y departamentos puesto que la ley obliga a tener medidas de mitigación en sus obras. Las constructoras se desentienden del mantenimiento cuando terminan de vender sus casas y la mayoría de ocupantes no están dispuestos a pagarlo, así que muchas de estas plantas de tratamiento no funcionan. El maquillaje verde funciona muy bien, pues la constructoras anuncian sus departamentos y casas con plantas de tratamiento aún cuando no estén operando.

Las refresqueras y cerveceras construyen sus plantas de tratamiento puesto que esto es más barato operarlas que pagar al gobierno el impuesto que generan sus residuos. Lo que no sabemos es si a la sociedad le conviene este trato y si existe algún tipo de seguimiento de que las plantas estén funcionando propiamente. 

En el DF todas las plantas de tratamiento (potabilizadoras o de aguas residuales) funcionan por debajo de su capacidad y muchas de ellas se inauguran pero no nunca han funcionado (como la que Mancera va a inaugurar). Por ello, existe un tercer tipo de plantas de tratamiento: Las plantas mampara. No sirven para limpiar el agua, pero son muy útiles para inaugurarlas. Este “GreenWashing” es muy útil pues da la oportunidad de inaugurar múltiples veces, pues siempre está nueva y nunca se ha usado.

Pero el agua no reacciona a las apariencias sino a los hechos. Las plantas de tratamiento son muy necesarias, y construirlas pero no operarlas no sólo es un derroche de dinero, también nos afectará en el largo plazo. No sabemos cuanto benefician las inauguraciones a los políticos o aumentan las ventas de las constructoras, pero es obvio que no evitan la crisis de agua de esta capital

No comments:

Post a Comment