Sunday, November 24, 2013

Tú tendrás tus Derechos Humanos pero el GDF tiene más derecho a pisotearlos.

El titulo es lo que, en pocas palabras, la jueza Yasmín Esquivel Mosquera del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del GDF escribió en su argumentación para revocar el veredicto que Greenpeace ganó, porque se violó el derecho a la participación en el caso de la Supervía. La revocación del veredicto no es sorprendente. La jueza es esposa de José María Rioboó, que es el dueño de una de la consultora en ingeniería de la Supervía.

El título también se aplica a lo que sucedió ayer domingo 24 de septiembre, pues el Gobierno de Distrito Federal utilizando a la Policía del DF desalojó a todos los participantes que celebraban el Picnic en el Río. Este picnic es para promover la recuperación los ríos en toda la ciudad, comenzando por el Río de la Piedad. Esta es una propuesta de un grupo de ciudadanos liderados por Taller 13. Aquí puedes ver la propuesta. El picnic no era una protesta, tampoco era una manifestación, ni mucho menos estaba afectando a alguien. Aún así coartaron el derecho de expresión de los ciudadanos al desalojarlos.

Policías desalojando a las personas del Picnic

Era un picnic en un espacio público, un espacio de todos.

Jugando cartas en el Picnic


La policía arguyó muchas cosas como “son órdenes de arriba” o “están ocasionando tráfico”. Ya en el Twitter se justificó diciendo “era por la seguridad de los activistas y de los automovilistas” (sí leyó usted bien… de los automovilistas). 

Aquí está un video del desalojo




El caso es que no sabemos la razón real de este desalojo.

Una hipótesis es que ya se cierne la idea de hacer un segundo piso sobre Viaducto y recuperar el río obviamente rompe con el “desarrollo” de…. las constructoras OHL, ICA, CEMEX y Rioboó, que son los únicos beneficiados de estos proyectos.

Policías tomándonos fotos para amedrentar
Es curioso que con la Supervía el GDF fuera el que apelara la decisión del Tribunal de lo Contencioso Administrativo y no las empresas OHL, Copri y Rioboó que son las interesadas. El GDF se tomó la atribución de ser el defensor de las constructoras, en lugar de defender a los ciudadanos. 

Misma curiosidad me provoca el desalojo del Picnic. EL GDF utiliza una doble moral al negociar con el plantón de la CNTE y a la vez desalojar a ciudadanos que sólo se preocupan por recuperar los ríos sin molestar a nadie. En lugar de proteger a ciudadanos que tienen propuestas para mejorar la ciudad, los desaloja. 

Escultura que explica lo sucio del Río de la Piedad armada en el Picnic


Además de beneficiar el negocio de su marido desde un puesto con sueldo pagado con nuestros impuestos, la argumentación de la jueza Yasmín Esquivel Mosquera en su veredicto es de antología. Aquí la transcripción:

si bien es cierto que todos los integrantes de la sociedad tienen derecho de contar con una vivienda digna y decorosa, así como de gozar de un ambiente sano y de estar informadas sobre los acontecimientos trascendentes en esas materias, además a participar de manera activa en los asuntos de interés general. Estas prerrogativas constituyen derechos difusos de la sociedad, pero ello no implica que puedan obstruir la toma de decisiones del Gobierno acerca de las vialidades que considera necesarias para el bienestar de la comunidad, menos aún, impedir u obstaculizar su realización atendiendo a sus circunstancias particulares
Para la jueza, el tener un ambiente sano y el acceso a la información es un derecho "difuso".

Policía "invitándonos a salir" o nos remitirían al MP con todo y niños
Para la jueza, los derechos humanos están por debajo de los deseos del Gobierno en cuanto a vialidades. La jueza evita mencionar que a la “comunidad” a la que se refiere es menos del 20% de la población que tiene auto. A ese porcentaje hay que quitarle los que no tienen dinero para pagar la cuota de la autopista privada.

La reacción del poder ejecutivo y judicial ante dos acciones como las descritas sugiere que ambos poderes están dando la espalda a la sociedad. No sólo está en juego un proyecto como la Supervía o la iniciativa como el rescate del Río de la Piedad, están en juego los derechos humanos de los capitalinos, que están siendo ignorados por ambos poderes.

En unos días un juez revisará el veredicto y se tendrá la oportunidad de revocar esta triste decisión que la de la jueza Yasmín Esquivel Mosquera hizo desde un lugar privilegiado. Esperemos que también el GDF y la Policía rectifiquen sobre la actitud que tomaron sobre el Picnic en el RíoDe lo contrario se confirmará que en realidad el DF no es progresista por sus autoridades, si acaso lo es, se debe al tejido social que han generado los ciudadanos.

En el picnic




No comments:

Post a Comment