Saturday, September 28, 2013

La CDHDF

En el año en que la contaminación del aire de la Ciudad de México ha sido la peor de las últimas décadas el GDF recibió el premio por la organización C40 a las mejores políticas públicas para mejorar la calidad del aire. La justificación del premio no se basó en los resultados; lo que se premió fue la buena intención. Este es un ejemplo de como estamos llenos de buenas intenciones que sólo reflejan destrozos ecológicos en el mediano y largo plazo.

Si se contrastan con el deterioro ambiental actual, la mayoría de las buenas intenciones de la política pública en ecología son inútiles. Por ejemplo, los parques de bolsillo, ahora tan promovidos, son una acción diminuta si se compara con los 300mil árboles talados en el DF en los últimos 6 años, pero estos parques ayudan a justificar tala de árboles para  la construcción de carreteras urbanas.

La respuesta de la naturaleza se basa en los hechos, no en las intenciones por muy buenas que sean. Las lluvias de septiembre han puesto en evidencia la inutilidad de muchas de las buenas intenciones de los gobiernos.

Es fácil para los gobiernos esquivar la responsabilidad de una mala política ecológica, puesto que los problemas ambientales son multifactoriales. Así, se puede culpar al Cambio Climático por las tragedias ocasionadas por las lluvias de septiembre. Aún cuando las tragedias sean el resultado sinérgico del Cambio Climático con efectos locales como la devastación de manglares, la urbanización de laderas o entubamiento deríos.

Es por eso que las acciones de la CDHDF en los últimos cuatro años han sido una bocanada de aire para la sociedad y la ecología de la ciudad. Durante este tiempo, la CDHDF ha estado trabajando con expertos en ecología, leyes y sociales para comprender cuales son los efectos directos e indirectos de políticas y construcciones que contravienen la ecología del lugar. Bajo el liderazgo de Luis González Placencia, la Tercera Visitaduría de la CDHDF se ha encargado de comprender los efectos complejos de la destrucción de los ecosistemas y su relación con los derechos humanos.

Esta relación no es sencilla pues está basada en sistemas complejos. Pero la CDHDF ha comprendido muy bien, que los derechos humanos están ligados muy íntimamente a la conservación, pues un ecosistema sano influye en la calidad de vida de los habitantes.

Para resolver los conflictos que se generan por los proyectos emprendidos por el gobierno, el diálogo entre actores ha sido una de las piedras angulares de la CDHDF. Por ejemplo, en la Supervía la CDHDF intentó sentar en la mesa a los vecinos que se oponen a esa construcción y al gobierno del Distrito Federal. Pero el Secretario de Gobierno del DF se negó a discutir el tema y se fue de la mesa de diálogo. Las consecuencias todos las sabemos: la CDHDF generó una recomendación por violaciones a los derechos humanos por la construcción de la Supervía, misma que el GDF ignoró.

La nueva administración parece diferente y aceptó la convocatoria que le hizo la CDHDF a discutir un proyecto de autopista urbana que quiere pasar por encima de Xochimilco: La Supervía Oriente (Autopista Urbana Oriente). La reunión fue en la CDHDF y la Tercera Visitaduría facilitó el diálogo entre academia, gobierno y sociedad. En este diálogo, académicos de varias universidades expusimos nuestro desacuerdo con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) y el gobierno escuchó los argumentos. De esta reunión, entendemos por los medios, el GDF regresó la MIA a CEMEX (empresa que quiere construir esta carretera). Según declaraciones de la Secreataría de Obras, el GDF estaba a punto de aceptar la MIA antes de este diálogo.

Quizá pronto CEMEX someta una nueva MIA y esperamos que esta vez sí exista una verdadera consulta pública a todo la población sobre la obra (un derecho humano). Este logro de detener una obra que ya tenía las máquinas listas para comenzar fue gracias a la defensa que generó  a la CDHDF.

No sabemos si es gracias a este tipo de logros o las desavenencias políticas con gobiernos anteriores que ahora la ALDF está cuestionando la buena actuación del Ombudsman capitalino y no lo quiere ratificar. Esto sería un retroceso muy grande para la defensa Ambiental de la Ciudad de México. Es necesaria una postura fuerte y honesta en la defensa de un ambiente sano como la ha llevado en estos años la CDHDF. Es la única forma que permitiría pensar en una verdadera sostenibilidad en la Ciudad de México


Ojalá y la defensa a un medio ambiente sano generado por la CDHDF en los últimos años sea una carta de apoyo para que siga en el cargo, esperamos que no una de las razones por las cuales algunos grupos políticos quieren deshacerse de el.

Monday, September 2, 2013

La Ecología Coca-Cola

En mi doctorado había un Curso de Campo en donde viajamos durante dos meses haciendo investigación en diferentes ecosistemas (desiertos, selvas, matorrales). Todos los días teníamos que hacer un proyecto diferente con hipótesis, métodos y resultados; y era evaluado durante las noches por nuestros profesores. Después de semanas de trabajo, el cansancio físico y mental podía diezmar la calidad de los proyectos. Para curtirnos bajo estrés, los profesores nos criticaban los proyectos sin ninguna consideración. Así, algunos proyectos eran categorizados como “Experimento Coca-Cola”, lo cual significaba un proyecto mal hecho y poco interesante. 

Me viene a la memoria este término al escuchar la noticia de que en mi natal Tampico, la alcaldesa Magdalena Peraza decidió aliarse con la Coca-Cola para construir un Parque Temático Ecológico en la Laguna del Carpintero. La construcción de este parque ha destruido hasta el momento 12 hectáreas de manglar.  En otras palabras, para hacer un parque publicitado como “verde y sustentable” están destruyendo uno de los ecosistemas más importantes para la dinámica acuática y para la sobrevivencia humana. Es aterradora la distorsión de las palabras ecología y sustentabilidad que las empresas y los gobiernos utilizan a su favor, esto es: Ecología Coca-Cola

Primera Piedra del parque arriba los logos del ayuntamiento y de la Coca-Cola

Algunos paisanos dirán que la Laguna del Carpintero ya está absorbida por la ciudad, que es "un basurero" y por lo tanto, debe de dar paso al progreso (lo que sea que signifique "progreso"). Ese es el mismo argumento que algunos funcionarios de la CORENA (órgano que se supone protege las áreas verdes del DF) tienen para defender la Supervía Oriente (ó Autopista Urbana Oriente) que destruirá lo que queda de Xochimilco. “Xochimilco es artificial y por lo tanto, se le puede pasar una avenida de cuota por encima”. Pero recordemos que los ecosistemas urbanos, aún los perturbados, son pieza fundamental para la calidad de vida de sus habitantes

Ciudad de Tampico, la Laguna del Carpintero es la Mancha verde al sur 

Para empresas y gobiernos se ha vuelto una moda utilizar a la Ecología Coca-Cola. La Laguna del Carpintero es muy útil para discutir cómo es que este paradigma de manejo de ciudades está destruyendo tanto o más a la naturaleza que en tiempos anteriores, aún cuando no había ni conciencia sobre el tema de conservación. Para entender el problema hay que recordar los beneficios que que generan los manglares, tanto local como regionalmente

Mangle Blanco. imagen de conafor.gob.mx

Podrían considerarse a los manglares como apestosos e insalubres, pero son la cuna de muchos de los peces marinos y de crustáceos como la jaiba y los camarones. Los animales marinos van a los manglares buscando un refugio para que sus crías se puedan desarrollar y ya de adultos vivir en el mar. Por lo tanto, la industria pesquera depende de los manglares para poder subsistir (ver esta publicación).

Raices de Mangle donde se refugian peces y crustáceos
Podría verse a los manglares como desordenados y cuna de mosquitos, pero ayudan a regular los eventos extremos de la región. En otras palabras, las grandes mareas son taimadas por los manglares, la velocidad y fuerza de los huracanes se reducen cuando los manglares están presentes. El mejor ejemplo es Nueva Orleans. La destrucción y compactación de los manglares en el Delta del Mississippi para dar paso a la urbanización fue la causa de que el huracán Katrina hiciera tanto daño a esa ciudad en 2005.

Existe la leyenda de que desde que los extraterrestres se estacionaron en Tampico ya no pasan los huracanes por ahí. Pero aquellas personas que saben de los destrozos que generaron los huracanes de 1933 y1955 en Tampico tomarán un poco más en serio la necesidad de pensar en formas de mitigación de este tipo de eventos sobre la ciudad. Un parque ecológico por muy sobrada que esté la palabra en su anuncio no mitiga un huracán, un manglar sí lo hace.

Anuncio de "Parque Temático Ecolológico"  se anuncian los logos de la refresequera, el fondo verde con palabras como sustentabilidad y ecología. Pero en el parque se consideran plantas exóticas y mobiliario administrativo. ¿es eso más sustentable que los mangles? tomado de Milenio.com

Existen otras virtudes de los manglares como la regulación del clima (Tampico podría ser más caliente sin los manglares) y la depuración del agua contaminada (Tampico podría estar más contaminado sin los manglares). Es por eso que en la Ley General de Vida Silvestre está el artículo de protección al manglar, comúnmente denominado Artículo 60 Ter. Este artículo dice “Queda prohibida la remoción, relleno, transplante, poda o cualquier obra o actividad que afecte la integridad del flujo hídrico del manglar; del ecosistema y su zona de influencia...”. Profepa misma provee da una importancia especial a los manglares 

Los manglares no se pueden talar o quitar gracias a esta ley, ni aún para construir parques temáticos ecológicos. Pero parece ser que se considera que el cumplimiento de la ley es optativo. En este caso, no se consideró que se tuviera que hacer una Manifestación de Impacto Ambiental que evaluara los efectos de la construcción del parque. 


Nte Laguna: Nov 2012
Nte Laguna: Mar 2013


En las imágenes de Google Earth se puede distinguir que de noviembre de 2012 a marzo de 2013 existe una deforestación dramática. Aún con estas pruebas, el delegado de la PROFEPA Miguel de la Rosa Medrano dice que en una visita evaluó que sólo se tiraron 6 plantas de mangle. Pero estudios de expertos en humedales como Jorge Lopez Portíllo hicieron un cálculo de la región devastada. Se talaron 16 hectáreas de árboles de todo tipo dentro de los cuales estaban como 12 hectáreas de manglar del tipo Blanco y del tipo Negro. Algunos de los talados eran pequeños, lo cual significa que el área se estaba regenerando.

La Ecología Coca-Cola nos hace creer creer que estamos conservando la naturaleza, aunque no sea así. Antes, un área de recreación se consideraba simplemente como un parque, ahora todos ostentan títulos como “eco-parque” o “bio-parque”. El nuevo título no hace que esa área conserve especies, provea de servicios ecosistémicos, o de perdida mantenga las características naturales del lugar. Ese lugar es y sigue siendo un parque con necesidad de jardinería, especies exóticas y juegos para niños. Así que la Ecología Coca-Cola en realidad es pura publicidad

La industria refresquera es especialista en ocultar sus contradicciones con publicidad. El consumir refrescos de manera cotidiana ha probado ser negativo para la salud y nutrición. De ahí la necesidad de ocultar sus efectos con publicidad. Somos el país que más consume refresco. Al año, cada mexicano consume en promedio 163 litros de refresco. Esto es, prácticamente una botella de refresco por día. Cada botella individual de Coca-Cola contiene 12 cucharadas de azúcar. En total, cada mexicano consume el equivalente a casi 3 mil cucharadas de azúcar al año. Los efectos de los refrescos en la salud nacional son evidentes, pero las refresqueras incluyen en su publicidad palabras relacionadas con salud y nutrición, para contrarrestar lo que su producto genera.
Nota de Gerardo Moncada El Poder del Consumidor: Para esto se paga a publicistas. La manipulación verbal en la selección de palabras que buscan un posicionamiento positivo en el inconsciente del consumidor para este producto que no pasa de ser un caramelo líquido:
"pasteurizado"... proceso sanitario para eliminar bacterias y otros patógenos, 
"jugo"... un líquido de origen natural, 
"manzana"... la fruta envasada, 
"bien hecho"... un proceso fabril es la garantía, 
"hace bien"... es saludable, no puede producir obesidad o sobrepeso.

La publicidad podrá hacernos creer que los refrescos son nutritivos, pero el índice de obesidad infantil y de diabetes en el país sugiere lo contrario. La publicidad podrá decir que una refresquera y un gobierno local trabajan por la ecología de Tampico, pero la destrucción de manglar y el aumento en vulnerabilidad de esa ciudad por la imposición de Ecología Coca-Cola dicen todo lo contrario. 


Ni el cuerpo humano, ni la naturaleza reaccionan a la publicidad, reaccionan a los hechos.