Friday, June 21, 2013

El papel de la naturaleza en la planeación urbana (Segunda parte)

Esta es la segunda parte del artículo publicado en la CDHDF sobre ecosistemas

Una explicación a la falta de inclusión de los Servicios Ecosistémicos se basa en que, como sociedad nos hemos acostumbrado a pensar que la naturaleza nos brindará de beneficios sin importar de como la tratamos. Algunos de los Servicios hasta los clasificamos como Recursos Renovables, asumiendo que la naturaleza los renovará eternamente. De hecho, el mismo concepto de Servicios Ecosistémicos sugiere una relación monodireccional, en la cual la naturaleza “nos sirve” a los seres humanos sólo los reciben. 

Figura definición "Recurso Renovable" en www.definicionabc.com

Sin embargo, la relación hombre - naturaleza involucra retroalimentación. La naturaleza puede brindar sus beneficios, siempre y cuando el ecosistema siga manteniendo su dinámica. Para que esto suceda, la perturbación generada por el hombre no debe de sobrepasar un umbral, por encima del cual la dinámica cambia radicalmente, reduciendo la cantidad y calidad de los servicios de manera dramática.

Es por lo tanto fundamental cambiar el paradigma en el manejo de las zonas urbanas. El desarrollo no se puede considerar únicamente a partir de una relación monetario de costo-beneficio de corto plazo en lo que único que impera en el largo plazo es el concreto.   
Paradigma acuñado por T Kuhn (imagen: phdciencia.blogspot.co)

Un nuevo manejo necesita un cambio de paradigma y no un mero ajuste. Pero el manejo tradicional urbano ha buscado el problema de la crisis ecológica de manera errada. La filosofía en el cual se monta el abordar el tema ecológico se basa en darle conseciones a la naturaleza siempre y cuando se maximise con ello el beneficio económico. No es un cambio de paradigma, es la explotación de una oportunidad de ventas, haciendo atractivos a los proyectos y aumentar los precios. Así, este manejo busca implementar técnicas pseudoecológicas de bajo costo que a la vez son muy llamativas. 

Foto: greenecommunities.com

Un ejemplo son los techos verdes en edificios departamentales, el reciclaje de agua para regar sus jardines, o la reforestación en lugares alejados a las zonas destruidas por la urbanización. Estas prácticas son poco útiles a los Servicios Ecosistémicos pero son muy atractivas y permiten aumentar los costos de venta. Es por ello que se le denomina “Green Washing”.

Fuente: http://visual.ly/node/17063


El desarrollo Sostenible involucra un verdadero cambio de paradigma en el cual se incluyan a los Servicios Ecosistémicos y el Cambio Climático dentro de la ecuación multidimensional en el cual el peso de cada una de las variables (ecológica, económica, ingenieril y social) juega un papel relevante para tomar la mejor decisión. De esta manera es necesario el engranar al ecosistema del manejo urbano o social. En este nuevo paradigma, el paradigma sustentable, la separación artificial entre el ecosistema y la sociedad se vuelve a juntar en el concepto socioecosistema. En este proceso multimiensional se debe de ampliar la evaluación de costo-beneficio de las obras a realizar hacia la sociedad entera a corto mediano y largo plazo. 

Ya existen múltiples técnicas para incluir estas variables multidimensionales dentro de los desarrollos urbanos. Por ejemplo, una de tantas técnicas es la de generar la Tasa de Área Biotopo. Cada ecosistema es diferente y por lo tanto esta tasa se modifica dependiendo del mismo, pero haciendo un estudio en cada región esta tasa puede ser una guía para evitar la destrucción de todas las zonas naturales que prestan Servicios Ecosistémicos

Considerando todos los conceptos vertidos arriba: la resilencia, las relaciones multidimensionales, los socioecosistemas y los Servicios Ecosistémicos, la planeación urbana tradicional ha estado cometiendo errores que están costando a la sociedad no sólo económicamente sino en calidad de vida. Aún con la publicidad verde esta forma de manejo a promovido la urbanización del suelo de conservación en 15% en seis años, con las consecuencias en la crisis de inundación y provisión de agua, por los Servicios Ecosistémicos perdidos. Para subsanar estos problemas, este tipo de manejo promueve proyectos de alto costo monetario como término del Túnel Emisor Oriente (que ahora aumentará en más de 20 mil millones de pesos), la rehabilitación del sistema Cutzamala (más de 7 mil millones de pesos) o el nuevo proyecto de Conagua Necaxa Alto Tecolutla, Sistema mezquital y Tamascaltepec que cuesta más de 37mil millones de pesos. Todos ellos generarán más problemas ambientales que soluciones. Como ejemplo, esta misma visión ha promovido el entubamiento de los ríos como el Río la Piedad y Río Churubusco que junto con los humedales de Xochimilco, Chalco y Tlahuac podrían evitar la inundación. 


Foto: Socioecoperu.blogspot.com
Contrastándo esos costos, el manejo alterntivo urbano que consdiera a la cuenca como un Socioecosistema, protegiendo a los Servicios Ecosistémicos del bosque y de los humedales de la ciudad no necesita de grandes inversiones de infraestructura para mejorar la calidad de vida de los habitantes, evitando inundaciones y teniendo agua todo el tiempo. Para ello existe la iniciativa de Bosque del Agua en donde múltiples instituciones gubernamentales, académicas y de Sociedad Civil se están uniendo para proteger esta región. Esta visión utiliza el principio básico de que en la cuenca llueve más de diez veces lo que necesita sus habitantes. Otros proyectos se basan en la restauración de los ríos como el Río de la Piedad y humedales como el de Xochimilco. El trabajar en ellos reducirá el costo en el mediano plazo para toda la ciudad. 

No comments:

Post a Comment