Friday, December 30, 2011

Cambio de árbitro a medio tiempo

La anulación de la Manifestación de Impacto Ambiental de la Supervía fue hecha por el Tribunal de lo Contencioso Administrativo. La principal razón: no se hizo consulta pública. Pero la reacción del Jefe de Gobierno no ha sido acatar la nulidad sino buscar el cambiar la composición del grupo de magistrados que tomaron la decisión. Es decir, cambiar al árbitro.

Toma ventaja de que el Tribunal ha funcionado incompleto durante ocho meses pues le falta cuatro magistrados: dos en salas locales y dos de la sala superior. Así pues, después de la sentencia, a fin de año y con prisas, el Jefe de Gobierno envío su propuesta de magistrados faltantes para ser discutidas en la última sesión de la Asamblea. Por el tipo de propuestas supongo que estos magistrados le ayudarían a impugnar la decisión tomada sobre el caso de la Supervía. 

Su propuesta fue: Jesús Anlen Alemán, Adolfo Arena Correa, Jorge Antonio Maldonado y Francisco Ríos Zertuche. Tres de los cuatro tienen una relación cercana al Jefe de Gobierno. Pero el que llama más la atención Ríos Zertuche, propuesto a la sala superior, pues es el triste protagonista de un evento que públicamente mostró que tipo de personas son Jefe de Gobierno y su equipo, sucedió hace un año.

Para el que desconozca este evento aquí un resumen: Después de una discusión que tuvieron por twitter sobre la Supervía, Ríos Zertuche y Andrés Lajous (urbanista y columnista de El Universal), Ríos Zertuche recibió un mensaje en twitter del entonces director de comunicación social del Jefe de Gobierno, Alfonso Brito:

“Paquito estamos con el Jefe me pide que te comente felicidades por la putiza a Lajous. la hemos seguido Jajajaja”

Como el twitter es público (eso ya lo aprendió hasta la hija de Peña Nieto) este mensaje circuló dejando patente la incondicionalidad de Ríos Zertuche al Jefe de Gobierno. También sugirió muchas otras cosas que Miguel Ángel Granados Chapa escribió en un articulo en Reforma y que pueden leer aquí.

La Comisión de Administración y Procuración de Justicia de la Asamblea analizó los casos, aceptó a dos (Anlen y Maldonado) y rechazó a dos (Arena y Ríos Zertuche) ambos por deficiencias y parcialidad en diferentes casos.

Pero todavía faltaba el voto en el pleno de la ALDF.

A las 2 de la mañana del 23 de diciembre del 2011, los asambleístas que al mismo tiempo estaban discutiendo el presupuesto, discutieron la resolución de la Comisión. Asambleístas del PRI, liderados por Octavio West Silva, y del PRD decidieron revocar la decisión de la Comisión en el caso de Ríos Zertuche. Ahora la Comisión tendrá que reconsiderarlo con mucha más presión del Jefe de Gobierno para que sea aceptado.

Pero aquí no termina, hace sólo unos días el re-propuesto Ríos Zertuche se volvió a enfrascar en una discusión con Andrés Lajous por twitter en donde lo califica de "Junior" y le pregunta “te crees mas por tus estudios?”. Otra vez mostrando su forma de pensar.

Recuerdo los programas de Jurídicas en Radio UNAM de hace unos años. Los abogados se ufanaban de ser muy estudiados en todos los temas. Los estudios, decían, son necesarios para entender los casos y ser justos con todos los mexicanos sin importar su origen. Los mensajes de Ríos Zertuche en twitter sugieren todo lo contrario. 

Olvidémonos de la Supervía. Pensemos en la ciudad. Este sería el magistrado que da la última palabra en defensa de los ciudadanos y la naturaleza contra todos los actos de autoridad. 

La naturaleza es compleja y se necesita de conocimiento, y sí, necesita de estudios para decidir sobre ella. Pero este aspirante a magistrado ve a los estudios como algo elitista.

Imaginemos un tema como el agua en el cual se necesita de ingenieros, urbanistas, ecólogos, sociólogos entre otros para decidir si un desarrollo nos dejará sin agua en el mediano plazo. ¿En qué basaría su decisión este magistrado? 

En la defensa de nuestro ecosistema todavía las instituciones son muy débiles y estos nombramientos las debilitan todavía más. Los ciudadanos nos quedamos con mucha información pero con pocas herramientas legales para defendernos. 

La decisión de cambiar al árbitro, pagando el costo político que sea, me sugiere que el Jefe de Gobierno ve con añoranza esos días en donde su abuelo político era el Presidente, su papá político el Regente de la Ciudad y él era Secretario de Gobierno del DF. Esos días gloriosos donde el legislativo y el judicial eran sólo piezas del ejecutivo y no poderes independientes. Esos días en los que los ciudadanos no teníamos otro papel que aplaudir en mítines y recibir gorras y banderas. Esos días que Vargas Llosa calificó como “la Dictadura Perfecta”.

Sunday, December 11, 2011

Una alternativa a enviar granaderos tras la nulidad judicial de la Supervía


¿Cuántas veces han salido las constructoras OHL y COPRI a defender la Supervía en los medios?

Yo nunca los he visto.
                                                                                   
Quizá el único es Gabriel Quadri que defiende a la Supervía con la cachucha de “líder de opinión”, y no como presidente de SIGEAla consultora que hizo la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

Cuando tres magistrados de manera unánime declararon nula la Manifestación de Impacto Ambiental de la Supervíalos que salieron en la defensa de la obra fueron la Secretaria del Medio Ambiente y la Consejera Jurídica


También, salió Marcelo Ebrard enviando a granaderos en la madrugada del domingo, después del temblor, para resguardar los árboles que faltan por talar, estableciendo sus prioridades y reiterando a jueces y sociedad: la Supervía “va porque va”. Aunque sea ilegal.


Hace un año en una entrevista de radio, Carlos Puig fustigaba a Luis Miguel Cano (abogado de Litiga OLE) y Rafael Martínez (activista del Frente Amplio contra la Supervía): “¿qué pasa si pierden el juicio?…¿se van a ir?” Puig no los dejaba ni contestar y volvía a preguntar. Quisiera que con la misma vehemencia alguien le hiciera esa pregunta al Jefe de Gobierno.

Si los mayores beneficiarios de la Supervía son las empresas: COPRI y OHL, ¿por qué sólo los funcionarios del GDF salen a defenderla, arriesgándose a una sanción administrativa por no acatar órdenes judiciales?, ¿le estarán apostando a la impunidad gubernamental estilo GoberPrecioso, Moreira, Bejarano o a los hermanos Larrazabal?

Se puede especular mucho, pero una de las respuestas está en los hechos: El GDF defiende esta obra porque le interesa mucho. Esto suena a una perogrullada, pero ayuda a discutir sobre la institucionalidad de las Manifestaciones de Impacto Ambiental.

Las MIAs se inventaron hace unos tres sexenios con el fin de que las constructoras en su voracidad no destruyeran la naturaleza. Cada construcción tiene que tener una MIA donde se analice cómo se afectará el ecosistema y cuáles son las medidas de mitigación. Las constructoras contratan a Consultoras Ambientales para hacer sus MIAs. Parte sustancial del contrato incluye que la MIA salga positiva en la autorización que el gobierno (federal o local) tiene que dar.

Ahora bien, si el gobierno está interesado en que se haga la obra (como el GDF con la Supervía), su objetividad para evaluar la MIA es igual a la de las constructoras y las Consultoras Ambientales: nula.

Si la evaluación fuera homogénea sería menos grave, pero cada ecosistema es diferente y las MIAs evalúan múltiples factores ambientales y sociales. El peso específico de cada factor de la MIA lo pone la Consultora Ambiental, lo que puede generar diferentes opiniones. Como ejemplo, para unas personas el hecho de que la Supervía esté afectando la infiltración de agua al acuífero puede ser muy grave, pero para otras puede ser despreciable.

Pero si estos valores los pone la Consultora Ambiental que se le paga para que la MIA “apruebe” la evaluación y el gobierno, interesado en la obra, la revisa, es claro que la subjetividad está jugando un papel importante.

Como resultado, las MIAs se han convertido en un campo de negociación entre el gobierno y las constructoras, en lugar de ser un instrumento de protección ambiental.

Gracias a esto, muchas de las Consultoras Ambientales han crecido, no por la calidad de sus estudios sino a partir de las relaciones públicas con los gobiernos y las constructoras. Véase que la propia SIGEA anuncia sus ventajas comparativas y competitivas "en el extenso tejido de las relaciones personales de sus socios fundadores, de sus asociados y del personal técnico que en ella labora".

La Auditoría Superior de la Federación ya detectó este problema y levantó una sanción a SEMARNAT por su deficiente trabajo al evaluar MIAs, que destruían  manglares en las costas de México. Y se evidencia en un seguimiento periodístico de las MIAs de gasolineras y obras en el DF que presentan el mismo problema.

Es natural que exista este tipo de conflicto de intereses en actividades humanas. Pasa incluso en la academia. Por ejemplo, la formación de un estudiante de doctorado involucra la realización de un proyecto que le interesa a su tutor, quien empuja a que el estudiante sea aprobado. Esto genera un conflicto de interés en el tutor que tiene que evaluar a su estudiante y a la vez quiere que se haga su proyecto.

Para solucionar esto, se forman comités colegiados con varios investigadores expertos en el tema que evalúan al estudiante, pero son ajenos al proyecto del tutor. De esta manera, se evita que el conflicto de interés natural en la relación alumno-tutor esté por encima de la formación objetiva del estudiante.

Si esto se puede hacer en una acción que sólo afecta a un par de personas, es fundamental hacerlo para las MIAs de construcciones que afectan de manera directa a millones de personas, como la Supervía.

Por ello, es necesario cambiar las leyes y evitar que las personas que tienen un alto interés en que se haga una obra (los gobiernos y las constructoras) sean juez y parte. Podemos comenzar con la Supervía.

Ya que la MIA está anulada por el Tribunal, exijamos que se detenga la obra hasta que se realice otra MIA. Ésta deberá ser evaluada no sólo por el GDF, sino también por un cuerpo colegiado de expertos ambientales. Pueden ser académicos de diferentes universidades que conozcan el ecosistema, y que no tengan conflicto de interés con la construcción.

De esta forma, estaremos evitando que el conflicto de interés natural en la relación constructoras-GDF esté por encima de los impactos sobre la naturaleza y la sociedad.

Esta es la consulta pública que muchos ciudadanos, junto con la Comisión de Derechos Humanos del DF y el Senado, hemos pedido.








Wednesday, November 23, 2011

La burocracia también mata a Xochimilco

Hace un año, la Cámara de Diputados aprobó un presupuesto de un poco más de 10 millones de pesos para un proyecto liderado por la UNAM de restauración de Xochimilco. El proyecto tiene tres objetivos:


Refugio en la Isla de las Muñecas
1) Generar refugios de axolotes mediante la agricultura tradicional en una simbiosis naturaleza-cultura.

2) Reducir la cantidad de tilapias invasoras que afectan al ecosistema  


3) Establecer una estación de monitoreo con información para que todos los ciudadanos sepamos como está Xochimilco. Pronto describiré este proyecto y sus avances.

Diez millones suenan mucho dinero, pero el proyecto es muy ambicioso. Además, ya no suenan tanto si lo comparamos con los 400 millones que se usarían para infraestructura de rescate de Xochimilco y que no sabemos a dónde fueron a parar. 


Desde su aprobación hace un año hasta ahora (24 de noviembre del 2011), el recurso sigue atrapado en la burocracia. El viacrucis burocrático de este recurso ha implicado al menos a 7 dependencias tanto federales, como del GDF. Y contra la frase preferida de los burócratas: “no se puede”, se logró hace un mes el penúltimo paso: firmar el convenio del proyecto.

Pero ahora el dinero está detenido en la Secretaría de Finanzas del Gobierno del DF ¿Por qué? Nadie sabe. La opacidad es el escudo por excelencia de los burócratas para mantener el control pero es claro que Xochimilco les importa poco.


En contraste, más de 40 pescadores y chinamperos están trabajando en este proyecto, sin sueldo y sólo con la promesa de que algún día serán remunerados. Lo hacen perdiendo oportunidades de ingreso en otras actividades y por el amor a su tierra... a esta ciudad. Además de ellos, están los voluntarios de organizaciones civiles, estudiantes universitarios. Todos en espera de que el recurso sea liberado.

Sería cosa de paciencia burocrática, pero existe el gran peligro de que el recurso se pierda si no dan su aval antes de que termine este año. Esta es otra belleza en las reglas del mundo burocrático: creer que todos, incluyendo a la naturaleza, nos regimos por los tiempos administrativos. 
Canales de Xochimilco
La sobre-regulación le ha dado más poder a la burocracia, haciendo perder el tiempo y el dinero a todo el país; eso es tan grave como la corrupción que infructuosamente pretende evitar. Poner el medio por encima del fin no genera nunca buenos resultados.

Sunday, November 6, 2011

Yo me preocupo por la ecología, pero no soy de los que abrazan árboles....


Así comienza un anuncio de televisión para promover alguna marca (creo que es Vitro) que se vende como ecológica. Ahora hay muchas campañas así, pues la mercadotecnia se apropió de la marca “lo verde”. Para ellas todo puede venderse como ecológico siempre y cuando no se ponga en entredicho el patrón de consumo actual. Astutamente la mercadotecnia reconoce que los deseos y las percepciones de las personas están cambiando preocupadas por el ambiente, pero les da la vuelta para que sigan consumiendo, e inclusive se promociona lo verde como vehículo para mejorar el estatus social.

A partir de esto, las inmobiliarias y constructoras ha visto un nicho espectacular. Sus casas no sólo se venden como exclusivas sino también como “sustentables”, sólo hay que plantar tres arbolitos y en su elegante brouchure contener la foto de un bosque con una rubia en bicicleta (o una morena en motocicleta). Dos ejemplos son COPRI en sus desarrollos de Cumbres de Santa Fe y Hansa Urbana en Cabo Pulmo.

Folleto de Hansa Urbana en Cabo Pulmo,"segundo hogar para unos cuantos afortunados"

La realidad es que estas construcciones se asientan en los sitios más sensibles del ecosistema (sean de la Ciudad de México o del Golfo de Cortés), destruyendo los Servicios Ecosistémcios de los que nos beneficiamos como sociedad.

Quizá lo más grave es que este discurso de sustentabilidad light permea las instituciones que deberían defender la naturaleza como las Secretarías del Medio Ambiente federales y locales. Estas autoridades han terminado por subordinar sus decisiones de protección a la ecología a lo que ellos llaman “la competitividad”, medida sólo por las ganancias económicas y las contribuciones de estas empresas a sus plataformas electorales.
Destruyendo el bosque con bicicletas 

Sin embargo, en esta balanza de “competitividad” los costos provocados por los problemas ecológicos, sociales y económicos, los pagamos todos. La expansión en la cuenca de la Ciudad de México causa las inundaciones en Tláhuac o la electricidad necesaria para traer el 30% de agua de déficit de la Ciudad terminan siendo un problema que el Estado y nuestros impuestos deben solucionar, no las empresas ni las autoridades ambientales. Los permisos de construcción que han dado estas Secretarías (Supervía, Cabo Pulmo, Veracruz) confirman su filosofía: el ecosistema subordinado a la inversión de las construcciones.

Un concepto real de sustentabilidad debería involucrar equidad social, justo lo contrario a las constructoras que promueven la “exclusividad verde”. Reducir la desigualdad debe ser parte de la sustentabilidad, pues no es sólo un problema moral sino de auto preservación.
Por definición una via de paga (elitista) no puede "cuidar el medio ambiente"

Una sociedad inequitativa difícilmente puede ser sustentable. Cada persona que vive en un país rico tiene una Huella Ecológica igual a seis personas viviendo en países pobres, de acuerdo al  Living Report de la World Wildlife Fund (WWF).

Dentro de los países más inequitativos como México, la diferencia de la huella ecológica entre una persona rica y una pobre debe ser mucho mayor. Imaginemos la huella ecológica de un habitante de Santa Fe y comparémosla con la de un campesino de Milpa Alta. Aún si un departamento exclusivo en Santa Fe pudiera reducir a la mitad la Huella Ecológica de uno de sus habitantes, seguiría siendo desproporcionadamente alta. Por esto, la casa exclusiva pero sustentable es puro maquillaje. A la larga, esta visión elitista de sustentabilidad llevará al colapso del ecosistema, afectando a ricos y pobres, pues todos necesitamos de los Servicios Ecosistémicos.
"BioApartments" en  Santa Fe

La sustentabilidad se debe de basar en prácticas que todos podamos hacer y que no afecten sitios vulnerables para que el ecosistema pueda seguir proveyendo de sus servicios. Por eso, la sustentabilidad es un concepto mucho más complejo que tomar refresco en envase de vidrio, o comprar una casa en un fraccionamiento exclusivo por más techos verdes que tenga. Es un concepto realizable en donde se incluye a la socorrida “competitividad”, pero no sólo para unos cuantos sino a toda la sociedad y pensando en el largo plazo.

Nunca pensé decirlo, pero si se trata de sustentabilidad, yo me quedo con abrazar un árbol.... aunque suene new age.

Abrazar un árbol lo puede hacer cualquiera, rico o pobre, y promueve un lazo fraterno entre dos entes vivos. Ese lazo ayuda a proteger al árbol mostrando su importancia dentro del ecosistema y sus servicios. Y son los Servicios Ecosistémicos los que nos permiten vivir en nuestra casa, tener agua y un clima vivible.... beneficios públicos para todos, sin importar su poder o deseo de compra.

Tuesday, November 1, 2011

A Cuatrociénegas y a Veracruz

Fin de sexenio y los recursos naturales son de lo que más peligra. Además de las causas de la ciudad, ahora hay problemas que necesitan de apoyo. Aquí envío sólo dos:

Del blog la Dra. Valeria Souza, UNAM
Cuatrociénegas. El blog de la Dra. Valeria Souza nos explica que está pasando en Cuatrociénegas, una de las áreas más importantes del país y cómo se está destruyendo. En el blog puedes entrar para firmar electrónicamente una petición para salvar El Churince que es el sistema acuático que está en peligro de desaparecer.

Arrecifes de Veracruz: El siguiente mensaje explica que está pasando en Veracruz y nos invita a una manifestación infantil  en el Zócalo este próximo 5 de noviembre:

"Por favor corre la voz para salvar los arrecifes Preparando movilización infantil para el 5 de noviembre en el Zócalo capitalino" Hemos asumido, junto con otras organizaciones no gubernamentales la defensa del Sistema Arrecifal Veracruzano, ante la pretensión de la APIVER (Administración Portuaria de Veracruz) de modificar – en su provecho – la poligonal del Parque Marino Veracruzano y sepultar bajo toneladas de arena y cemento a los arrecifes de Punta Gorda, la Gallega y la Galleguilla. Este es un acto criminal que no debemos permitir, ni dejar impune. Por tanto, se está organizando una protesta nacional el próximo sábado 5 de noviembre con diversas acciones de resistencia pacífica en la que el contar con tu apoyo será de suma importancia. Por lo pronto, en el área de la Ciudad de México, la Instructora de Buceo Infantil María del Carmen López Jaimes y un grupo de 20 niños, se están organizando para comparecer el sábado 5 de Noviembre a las 11 de la mañana en el Zócalo de la Ciudad de México. He de agradecer tu apoyo a este movimiento, asistiendo con alguna cartulina alusiva protestando por esta destrucción, en compañía de familiares y amigos. Para mayor información sobre el particular te agradeceré te contactes al correo electrónico carmenlopez@hombresdeagua.com"


Ojalá, en nuestras posibilidades podamos apoyarnos mutuamente en la defensa de nuestros ecosistemas. No esperemos a que lo hagan los tomadores de decisión o los candidatos. 

Cambiemos el juego. 
Rompamos el silencio. 

Wednesday, October 26, 2011

Axolotiada


Hace unas semanas apareció un libro que ayuda a comprender no sólo parte de nuestra diversidad, sino parte del ser mexicano. El libro se llama

Axolotiada


Roger Bartra produjo una antología del axolote, coordinada y editada por Gerardo Villadelangel. Ambos hicieron un estupendo trabajo, incluyendo, además de los textos, ilustraciones, fotografías, grabados, caricaturas, murales entre otras múltiples formas de representar a este anfibio.

Este libro se divide en 5 partes.

Antiguo Axolotario  con las descripciones antiguas del animal, comenzando con la leyenda de Xolotl escrita aquí por Fray Bernardino de Sahagún.

Axolotología ensayos de científicos sobre este animal, como George Cuvier y Stephen Jay Gould. Con gran honor presumo que justo después de uno de mis héroes académicos está un escrito mío.

Nuevo Axolotario reflexiones de autores sobre la neotenia de Aldous Huxley, el famoso cuento de Julio Cortázar y un ensayo del mismo Roger Barta.

Axolotitlan con obras de Octavio Paz, Juan José Arreola y poemas de José Emilio Pacheco sobre esta maravillosa salamandra.

Axolotiada donde múltiples escritores contemporáneos como Pablo Soler o Rafael Lemus hacen un homenaje a este animal.

El que lea este libro no sólo aprenderá sobre lo impresionante que son los axolotes. También entenderá porque nuestra cultura está íntimamente ligada a nuestra diversidad -esa que presumimos y al mismo tiempo dilapidamos en aras de la competitividad y el crecimiento económico… de unos cuantos-.

Hay veces perdemos la brújula y creemos que la mexicanidad está en las medallas de los panamericanos, los goles del chicharito, o los bigotes postizos del 15 de septiembre. Por ese despropósito algunos intelectuales, como Jorge Castañeda, ven en la metáfora del axolote como la maldición de un animal feo y lento, que condena al mexicano a la mediocridad y la inmovilidad

Yo veo todo lo contario. La gran biodiversidad en México produce plantas y animales eclécticos, mitológicos, llenos de una sabia que alimenta a los científicos, filósofos y escritores. La reflexión que este animal despierta en todas las facetas intelectuales del ser humano es increíble. Desde su neotenia, hasta su capacidad de regeneración. En este mundo que busca la homogeneización, el axolote nos recuerda que el motor de la teoría de la evolución de Darwin es la variedad misma.

En pocas palabras: en la variedad está el gusto y el axolote es la prueba máxima de ello.

Thursday, October 20, 2011

Inaugurando Inutilidades

Nota: esta publicación también tiene la fortuna de estar escrita en colaboración de la Dra. Marisa Mazari

No es la primera vez que el Jefe de Gobierno inaugura una obra incompleta como el “puente mocho” de la Supervía en Luis Cabrera y Periférico.

Cuello de botella en el puente "mocho"

El 13 de abril de 2009 el Jefe de Gobierno inauguró la Planta Potabilizadora La Magdalena Contreras y Rebombeo Reynaco, justo en el límite entre el Primer Dinamo y el área urbana en la Delegación Magdalena Contreras. Según la prensa (El Economista y El Universal dos notas) fue una inversión de 51 millones de pesos. Con esta obra se pretendía aprovechar el excedente del caudal del río Magdalena para tener agua potable.

Planta potabilizadora dos años después de estar inaugurada
A dos años y medio de la inauguración sigue sin funcionar, al parecer porque la Planta Potabilizadora no está conectada al sistema de distribución, según fuentes de la Secretaría del Medio Ambiente del DF.

Los 51 millones de pesos tirados a la basura no son lo peor. Se están desperdiciando los beneficios ambientales que genera este río para la ciudad. El agua que fluye por el río en época de lluvias se está desperdiciando, enviándose al drenaje y provocando inundaciones en las zonas bajas de la ciudad al saturar el sistema de drenaje.
¿Funcionando?

Otra obra que aún no se explica es el entubamiento de este río. Como parte de las propuestas de El Plan Maestro para el Rescate del Río Magdalena se planteó tratar sus aguas con el fin de vertirlas al cauce del Río Magdalena y usarla para riego en los Viveros de Coyoacán. Pero esto tampoco se ha concretado.

Perdiendo los beneficios ambientales del río
Estas obras de tabique y varilla son preferidas por los gobiernos en lugar de invertir en la conservación del ecosistema que brinda más calidad de vida a sus habitantes. La razón es que estas obras "se ven" aún cuando muchas ni sirvan. Uno puede ver un puente aunque esté “mocho” o una planta potabilizadora aunque no esté conectada. Pero es más difícil de percibir si está funcionando.

¿Y cómo sabemos si un planta potabilizadora funciona, si ni siquiera sabemos donde viene el agua que consumimos? Aprovechándose de esta ignorancia, cuando falta el agua los gobiernos culpan a la sequía o al cambio climático, no a sus pésimos manejos hidráulicos y administrativos.

En lugar de aplaudir obras inútiles deberíamos de exigir resultados. A la fecha nadie ha cuestionado la tremenda urbanización en el Suelo de Conservación (en este sexenio más de 15% de este suelo se ha urbanizado) ni sus consecuencias. Una consecuencia es el hundimiento de la ciudad (ahora llega a más de 40 cm por año en algunas zonas). La consecuencia del hundimiento son las inundaciones (este año ya van 3 muy graves en la zona metropolitana). Tampoco se ha cuestionado el deterioro de Xochimilco (la UNESCO amenaza con quitarle su título de Patrimonio de la Humanidad). Sería bueno preguntar cómo se están gastando los 400 millones de pesos también espectacularmente anunciados hace unos meses y si van a dar resultados ecológicos más que electorales.

Muchas de las obras de relumbrón generan un efecto contrario al ecosistema. El Túnel Emisor Oriente no está sirviendo para reducir inundaciones, de hecho produce el efecto contrario en el largo plazo como el de desalojar el agua que podría infiltrase al acuífero. Las nuevas vías de comunicación: La Supervía, El Arco Sur y el Segundo Piso generarán urbanización en las zonas más sensibles de la ciudad, cuyas partes medias y bajas ocupa el Suelo de Conservación.

Para los gobiernos es más fácil y barato inaugurar obras magnánimas cada semana. De paso benefician a las constructoras que buscan, en la especulación del terreno y los contratos millonarios, una forma fácil de enriquecerse a costa de la ciudadanía. Ya les tocará corresponder en la campañas del próximo año.

A los ciudadanos nos toca cambiar esta visión. Comencemos por informarnos, para evitar que nos deslumbren las cuentas de vidrio que nos ofrecen las constructoras y los gobiernos si queremos vivir en una ciudad sustentable. Para esto es necesario contar con un plan de largo plazo y exigir que se respeten los Suelos de Conservación que son los que darán bienestar a nuestros hijos.

Tuesday, October 11, 2011

¿Cuanto vale un ecosistema?


Depende de quien conteste esta pregunta..... Para algunas constructoras vale la tinta verde de sus folletos que anuncian sus “casas ecológicas”. Para los políticos vale el publirelacionista creador de su imagen de entes preocupados por la naturaleza.

Pero ¿para la sociedad? ¿cuanto vale el ecosistema? Su valor se puede medir al menos en dos maneras. El ético y el económico. Puesto que la ética es lo primero pierden las constructoras y políticos cuando hay dinero de por medio, hay que entender el económico para tener alguna interlocución con ellos.

Ponerle valor a un bosque o una selva ha sido una idea desarrollada por economistas ambientales. Una de las formas de tasar el valor de un bosque es a partir de evaluar los Servicios Ecosistémicos que provee. Algunos ejemplos de los servicios que un bosque genera son: cuanto carbono captura de la atmósfera, cuanta agua absorbe para el acuífero, cuanto regula el clima o detiene las inundaciones. Cálculos muy generales de los Servicios Ecosistémicos sugieren que cada año ecosistemas como Tarango puede estar aportando a la ciudad unos 7 millones de pesos y Xochimilco otros 300 millones de pesos.

El tasar el precio de un bosque con base en sus Servicios Ecosistémicos tiene sus virtudes, (se habla el mismo idioma con gente que sólo entiende el lenguaje del dólar), pero tiene sus defectos.

Por ejemplo, las constructoras ávidas de construir en Tarango preguntarán ¿y donde están esos 7 millones?. Pues no están, pero cuando se pierda el servicio ecosistémicos estará saliendo de nuestros bolsillos. Convencer a la sociedad de algo que no ve es más complicado que convencerla de la utilidad de un puente que si se ve, por inútil que sea. 

El segundo problema es que las constructoras no pagan los Servicios Ecosistémicos que destruyeron (exigen que lo pague el estado), y por lo tanto, para ellas el ecosistema vale nada. Cuando las constructoras justifican su “desarrollo” destruyendo un ecosistema, en realidad están justificando su beneficio económico traspasando los costos a la sociedad.

Aún con todos estos problemas, el ponerle el valor a los Servicios Ecosistémicos sigue siendo la forma más fácil de probar que en muchas ocasiones los desarrollos de las constructoras y otras industrias (incluyendo las autoproclamadas “verdes”) generarán mucha más pérdidas que beneficios a la sociedades en el mediano plazo.

Pero el costo económico del ecosistema no da su valor real. A diferencia de los políticos y las constructoras, la sociedad sí tiene ética. La ética también permite valorar a los ecosistemas con ayuda de los Servicios Ecosistémicos. Por ejemplo, estos servicios se aprovechan más por la gente de pocos recursos, ¿han visto que colonias son las que se inundan en el DF?. Destruir los Servicios Ecosistémicos genera más desigualdad.

El valor ético del ecosistema también nos cuestiona sobre nuestra relación con la naturaleza. Xochimilco y el axolote, por ejemplo, están a punto de la extinción y los capitalinos somos los responsables. Tanto el humedal como el anfibio adquieren relevancia puesto que están imbricados en nuestra cultura, en nuestro ser mexicanos. Sus pérdidas serán irremplazables y generarán un hueco en nuestra cultura y en la sociedad muy difícil de llenar. ¿esto se puede poner en pesos y centavos? Yo creo que no.

Monday, September 26, 2011

Tendrían que ser peatones para comprender....

Además de ser ecólogo, soy peatón y esa es la vena de esta publicación.
Quitando espacios al peatón

La respuesta de COPRI-OHL a la Wikibanqueta de julio, para recuperar la banqueta que la Supervía nos quitó fue: ¡ahora la recorto aún más! 


La semana pasada recortaron la banqueta de Av. Luis Cabrera cerca de Periférico medio metro más, donde transita mucha gente a pie. Quedaron áreas en las que sólo hay 25 cm de paso entre un poste (con un letrero para autos) y una lámina oxidada que la hace de pared.

Ya lo había anunciado hace un par de años Héctor Hernández Llamas (subsecretario del GDF y vocero informal de las compañías COPRI?OHL). Con desprecio este "servidor público" hablaba de recortar las molestas banquetas.
¿fomentando el transporte público?
últimos días del parabús
La ciudadanía le arrebató a COPRI una banqueta en los puentes de Los Poetas (que se hizo sólo para autos). La misma ciudadanía generó la Wikibanqueta en Av. Luis Cabrera para restituir las banquetas destruidas por la Supervía. Pero COPRI-OHL destruyen más banquetas, poniendo en riesgo la vida de los peatones. No contentos con ello, tiran un puente peatonal y un parabús, quitan espacio a la explanada de la Casa Popular y de la lechería popular de Liconsa.

Todo ese espacio público privatizado para los coches. ¡Y van por más! ahora frente del edificio de la mismísima Comisión Nacional de Derechos Humanos.
Frente a la CDH la línea roja marca el recorte

En varias ocasiones COPRI se ha acercado a los académicos de la UNAM y nos quiere convencer de trabajar por la Supervía bajo el argumento de “lo queremos hacer bien”.  


Pero para ellos “hacer las cosas bien” es poner por encima de todo a los automóviles, dejando a los peatones, a la cultura y a la leche en segundo plano. Si así le hacen con los humanos (y sus derechos) ¿qué se puede esperar de “hacer las cosas bien” con los árboles, aves y ratones?

En el foro de la Ibero, la Dra. Sánchez Mejorada habló, con nostalgia, de cómo se convivía en Las Águilas donde ella reside. Con una voz de “como me ves, te verás” nos explicó que desde que COPRI construyó los puentes de Los Poetas ya no se puede caminar, ni cruzar la calle ni estacionarse.

Uno de los organizadores del foro sentenció solidariamente: “Tendrían que ser peatones para comprender”. Los que todos los días nos torcemos los tobillos con las banquetas, nos mojamos porque el paraguas no cabe, arriesgamos la vida porque el automóvil se subió a la banqueta, o de plano porque ya no hay banqueta sabemos lo ofensivo que puede ser el que nos quiten un metro y medio de banqueta. Aquí pueden ver el video de la travesía de una niña que camina a la escuela

Ni los árboles simbólicos respetaron
Hernández Llamas, los directivos de COPRI-OHL y Marcelo Ebrard (aunque se suba al autobus y la bici "para la foto") seguro no son peatones. Y por eso no comprenden. Para ellos, las banquetas en delegaciones periféricas nada más están de adorno.


Hace unos años COPRI y AMLO lograron que Las Águilas se parecieran a la zona comercial de Santa Fé: inhóspita para los peatones. Ahora con Marcelo, Copri-OHL está duplicando ese logro. Pronto la Magdalena Contreras será un lugar sin espacios para caminar, sin vida de barrio y con altas tasas de atropellados..... al igual que Santa Fé.

¿Ciudad de van...que?

Sunday, September 18, 2011

Un foro sobre la Supervía en la Ibero

Es bueno ver que ya los temas urbanos ya no son tema exclusivo de arquitectos e ingenieros ambientales, ahora los ecólogos y sociólogos tenemos algo que decir.

El proximo jueves 22 de septiembre La IBERO y el CIESAS organizarán un foro sobre la Supervía. Deberíamos de hacer más este tipo de foros. Salirnos de  de nuestra torre de marfil y debatir abiertamente problemas concretos en  la ciudad; en donde la academia discuta sin miedos.

Ojalá y puedan ir porque el debate promete ponerse bueno.



Saturday, September 10, 2011

Ha de ser bien padre andar en bicicleta en La Condesa


Vivo a casi 5 kilómetros de mi trabajo, en CU. De vez en cuando tomaba mi bicicleta, me ponía mi casco y rodaba a mi instituto. En las mañanas incluso hacía menos que en el carro, porque era de bajada. De regreso, la subida de casi 100 metros duplicaban mi tiempo. Pero lo tomaba como ejercicio para reducir el estrés y la panza. Así que ni el cansancio ni la lluvia eran lo me hacía dudar en irme en bicicleta a la UNAM.

Era el miedo. 

¿Saben? vivo del otro lado de Periférico. Así que cuando la valentía me invitaba a subirme a mi bicicleta, tomaba por asalto el puente de Luis Cabrera, ése que construyó Luis Echeverría. En ocasiones la valentía me abandonaba justo hasta arriba del puente, cuando un automovilista me echaba lámina. Así que me bajaba de mi bicicleta y caminaba, como muchos peatones, en una banqueta de escasos 35 centímetros de ancho, entre autos y un precipicio de 30 metros de altura sobre carriles centrales de Periférico. Después del puente, el peligro se reducía al utilizar las calles de las colonias por donde rodaba. 

Pero desde hace meses mi valentía se rindió ante el instinto de conservación... Cuando Copri-OHL comenzó la construcción del "Trébol de Luis Cabrera" para agilizar el tránsito de la Supervía.

En plena construcción, andar en bicicleta por este puente sería suicida; es incómodo incluso para los autos. Este nuevo puente (como los Puentes de los Poetas) no está diseñado para peatones ni ciclistas. Sólo autos. Cruzar ahora Periférico en bicicleta sólo es posible si ruedas 300 metros más y cargas la bici por uno de los pocos puentes peatonales que quedan.

Y en unos meses esto empeorará, pues estos puentes peatonales serán derribados por las trabes del 2o piso, que están a esa altura.

¡Ah! Como se empeñan en convertir a Periférico en un río infranqueable para ciclistas y peatones. La propaganda del GDF-Copri-OHL dice que esto mejora la movilidad, y eso ya es cuestionable. Pero aún si fuera cierto, será la movilidad de menos del 25% de la población que usa autos.

Ha de ser bien padre andar en bicicleta en La Condesa. ¡También somos DF La Magdalena Contreras, Tláhuac, Xochimilco e Iztapalapa!

Si el Gobierno del DF fuera equitativo y consistente en sus políticas para la Ciudad, en lugar de promover la Supervía y los 2os pisos estaría cumpliendo su promesa de construir 300 kilómetros de ciclopistas y líneas de metrobús para toda la ciudad, transitando a una ciudad un poco más sostenible.

Wednesday, August 31, 2011

Una Red de ciudades en latinoamerica

La principal razón por la cual no voy a estar en el foro de la UNAM es porque estoy asistiendo al Segundo Encuentro de la Red Latinoamericana por Ciudades Justas, Democráticas y Sustentables.

El titulo podría sonar aburrido pero es bastante más interesante de lo que parece.

El encuentro reúne a una red habitantes de más de 50 ciudades latinoamericanas que están incidiendo en las decisiones de sus gobiernos locales. La idea surgió en 1998 en Bogotá con base en el Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional de Colombia. De aquí se generó un observatorio que se llama Bogotá Cómo Vamos.

Este observatorio tiene el principal objetivo evaluar periodicamente la calidad de vida de sus habitantes a raíz de lo que hace o no hace el gobierno local. La idea fue tan buena que otras ciudades en países como Argentina, Brasil, Uruguay, Perú, Paraguay, Bolivia, Chile y Ecuador adoptaron este observatorio.

México acaba de generar su primer programa: Jalisco Cómo Vamos, y un grupo de ciudadanos está impulsando otro observatorio en la Ciudad de México. Sería fantástico poder evaluar el cambio en la calidad de vida de los capitalinos por obras como el Segundo Piso, Los Puentes de los Poetas, la pista de hielo en el Zocalo, las bicicletas en La Condesa, el Metrobús..... Necesitamos un observatorio que preguntara: ¿porque muchos de los expertos que asesoraban al Plan Verde de la ciudad renunciaron? ¿qué se ha hecho del programa de crecimiento cero en el la zona de conservación? Y las respuestas darlas a conocer a la sociedad. Quizá eso nos ayudaría a entender por qué las Secretarías del Medio Ambiente de las últimas dos administraciones se han dedicado a defender más a las obras viales que a las zonas de conservación.

Volviendo al encuentro. La gente aquí viene de todas las ideologías, hay desde los trasnochados que dicen que la única solución es tirando al imperial neoliberalismo hasta empresarios neoliberales que buscan tener una ciudad mejor para ellos y sus hijos. Aún así, se están buscando consensos en los puntos en común.

Esta red es una prueba de que los académicos le tenemos que perder el miedo a la sociedad civil. Estas redes ayudan a solucionar el reclamo desesperado de algunos académicos y tomadores de decisión "En la ciudad no se puede hacer ningún proyecto porque los vecinos y lo paran".

Sí. Muchos proyectos son detenidos por los vecinos afectados. Pero la negativa de los vecinos no es la causa del problema sino el resultado. La causa del problema es que los proyectos son impuestos, con poca información y los beneficios son siempre para las constructoras. Así, hasta los pocos proyectos que podrían ser benéficos a la ciudad son vistos con desconfianza.

Es tiempo de comprender que no toda la sociedad civil es reactiva o vive de los plantones y cerrar calles y luego cobrar "huesos" en el gobierno. Hay ciudadanos organizados que lo único que buscan es aportar ideas para tener una mejor calidad de vida en sus ciudades.

Saturday, August 27, 2011

Foro: Diálogos por una Ciudad Sustentable

Hace unos meses, la Dra. Ana Mendoza y yo promovimos una carta al Rector de la UNAM preocupados por dos grandes proyectos: La Supervía y la Biometrópolis. Recibimos muy buena respuesta de la comunidad universitaria preocupada por su ciudad y logramos obtener más de mil firmas entre estudiantes y académicos de la UNAM. Gracias al apoyo de los firmantes el Rector nos recibió para platicar del tema. El resultado de todo esto fue la realización de un foro en donde los académicos pudiéramos dialogar con la sociedad sobre la ciudad con temas de actualidad, entre los cuales está la urbanización descontrolada.

De aquí surge el foro que se llevará a cabo los próximos 1 y 2 de septiembre


Se llevará a cabo en el Palacio de Autonomía en el Centro de la Ciudad. De 9 am a 7 pm.

Pero organizar este foro fue una tarea ardua y compleja ya que surgieron muchas ideas. Las discusiones llevaron a un objetivo distinto del foro: que funcione como un punto de partida para que los académicos de la UNAM formemos un grupo multidisciplinario que discuta los problemas de la ciudad. Este grupo no sólo resolvería problemas que los gobiernos o los citadinos señalen, sino también el poder generar teoría de manejo, sustentabilidad, ecología, movilidad, desigualdad en zonas urbanas.

Esta idea es diferente a la idea original del foro y honestamente a mi no me gustó el cambio de objetivo. Sin embargo, el nuevo objetivo puede ser una oportunidad para que, sabiéndola aprovechar, la UNAM tenga una parte más activa en el entendimiento y manejo de los problemas que nos afectan no sólo en esta ciudad sino en muchas más.


Los invito al foro a todos (universitarios y no universitarios) la próxima semana. Ojalá mucha gente pueda asistir. Es parte de ir construyendo ciudadanía con una visión informada, acercando a la academia a los problemas cotidianos. 

Tristemente yo no podré asistir porque esos días estaré en una reunión organizada por la Red Latinoamericana de Ciudades Justas y Sustentables, para compartir experiencias urbanas a lo largo de nuestras ciudades. Ya les platicaré en futuras publicaciones sobre de las experiencias de Sao Pablo, Bogotá, Buenos Aires, entre otras.

Monday, August 15, 2011

Cuando el río suena.....se entuba

La Dra. Marisa Mazari me hizo el honor de colaborar en este texto y apoyarme con sus fotos.

Desde hace más de medio siglo le tenemos aversión a los ríos en esta ciudad. Dos ejemplos actuales: Escuchando el programa del Weso después de que el Río de los Remedios se desbordó por causa de las lluvias atípicas, sus conductores se quejaron de que el gobierno se robaba el dinero en lugar de entubar el río. El otro: terminando de dar una plática que explicaba cómo la destrucción del Suelo de Conservación generaba desastres en la ciudad como el desbordamiento de los ríos, uno de los oyentes sugirió “entonces, lo que hay que hacer es entubar el río”.



Chicago
Nuestra aversión es tal que los obligamos a llevar automóviles en lugar de agua y les dejamos el nombre para recordarles lo que una vez fueron. Si los ríos de otras ciudades fueran tan repudiados como aquí, sería común escuchar en Washington frases como “tomas el Potomacducto y en el monumento a Jefferson das vuelta a la derecha...” o en Londres propagandas del alcalde Boris Johnson que dijeran “Con la Supervía-Tamesis ahorrarás media hora en tu automóvil cuando vayas de Westminster al London City Airport para tus viajes de negocios”.

Ya hemos destruido todos ríos que estaban en la parte baja del valle. Ahora vamos contra los que están en el margen, como el Río de la Magdalena. Pero los disfrazamos de rescate. Entubar el Río de la Magdalena es la forma en la que el GDF va a “rescatarlo”, utilizando más de 270 millones de pesos con apoyo del Sistema de Aguas de la Ciudad de México.
"Rescate" del Río Magdalena (foto: M.Mazari)
A principios de sexenio el GDF buscó generar el publicitado “Plan Maestro para el Rescate de los ríos Magdalena y Eslava”, realizados con el apoyo de la UNAM y la UAM. Pero después del estudio, no es claro cómo el GDF está aterrizando (si lo está haciendo) sus resultados. Tampoco es público el proyecto del ”Sistema de Indicadores para los ríos Magdalena y Eslava” para que la sociedad pueda darle seguimiento al rescate.

Lo que es evidente para los que ven y oyen correr el río es que el agua limpia se va al drenaje. Esta agua tan necesaria en esta sedienta ciudad sigue mezclándose con aguas negras y contaminando el río e inundando zonas bajas. Contrario al Plan Maestro, se instalan tubos de diferentes dimensiones bajo el cauce del río o a su lado.

Anuncio de "rescate" (Foto. L.Zambrano)
Es triste ver como la propuesta de la UNAM de contar con un parque lineal con el río hasta Coyoacán se desvaneció destruyendo las ilusiones de que esta ciudad contara con un río emblemático. La forma de “rescatarlo” de las últimas administraciones delegacionales es permitiendo asentamientos ilegales.

Todavía contamos con alrededor de 40 ríos, permanentes o temporales y la mayoría de ellos están en el suroeste de la ciudad. El Arquitecto Jorge Legorreta publicó un libro sobre ríos, lagos y manantiales del Valle de México, donde nos enseña, con fotografías muy duras, que los estamos destrozando.

¿Porqué defender los ríos?

Entre otras cosas porque en buen estado los ríos depuran el agua y detienen su velocidad, disminuyendo el riesgo de inundaciones, generan microclimas, promueven la diversidad y le brindan una imagen a la ciudad. Los ríos son parte de los atractivos de París, Londres, Amsterdam, Berlín, Nueva York, Chicago, entre otros. Estos beneficios gratis son los llamados servicios ecosistémicos. La falta de ellos nos cuesta dinero y disminuyen la calidad de vida.





Cuando se entuban los ríos se pierden todos los servicios ecosistémicos que nos brindan. Como consecuencia, las lluvias producen encharcamientos e inundaciones, porque el agua no tiene con qué detenerse y ni puede infiltrarse (introduciéndose) a nuestro sobreexplotado acuífero. También se evita que las fugas de agua se detecten porque van directo al río entubado. Esto nadie lo ve y por lo tanto no interesa a los tomadores de decisión, pero llega un momento en que el problema se revienta. No tener un río también reduce la calidad de vida, porque en lugar de tener sauces llorones con aves, tenemos microbuses y con cumbias a todo volumen.
Agua limpia que brota de las instalaciones del drenaje perimetral (obra pendiente) a la orilla del río Magdalena, en La Cañanda, Magdalena Contreras (Foto: M Mazari)

No es que los tomadores de decisiones no lo entiendan. Hemos escuchado a José Luis Luege (director de la CONAGUA y supuesto candidato a la jefatura del GDF) con discursos en los que defiende a los ríos con los argumentos arriba esgrimidos. Pero hace lo contrario: los entuba.
Asentamientos irregulares (Foto M.Mazari)

En mayo, el New York Times publicó una nota sobre Elias Cattan, Delfín Montaña y Lucie Nguyen que proponen que Viaducto vuelva a ser un río abierto (), sueño que nos encantaría ver antes de morir. A la par es necesario defender a los pocos ríos que nos quedan. En particular el Magdalena que es el más grande de todos ellos. Pero esto, otra vez, recae en los ciudadanos:  primero, el entender que los ríos no son el enemigo y segundo, la responsabilidad de evitar que sean destruidos inmisericordemente por los tomadores de decisión.

Entubar los ríos nunca ha sido una solución sustentable, por más que los tubos tengan “tecnología de punta” y “sean verdes”.

Monday, August 1, 2011

Las joyas de la MIA de la Supervía 5: Todos estábamos equivocados


Hemos vivido en el error.

Los efectos negativos de carreteras como la Supevía no se basan en fraccionar el bosque, ni reducir la infiltración del suelo, ni aumentar la utilización del automóvil, ni aumentar la posibilidad de extinción de 29 especies que están en peligro, tampoco el talar más de 60 mil encinos nativos de México. Esos no son efectos relevantes.

La consultora SIGEA no ilustra con los verdaderos efectos negativos en el tercer y cuarto párrafos de la página 178 de la MIA de la Supervía. Por ser obras de arte los repito a continuación.

 "...Más sin embargo, las perspectivas en el futuro predecible son, que al igual que el resto de las obras viales en la Ciudad de México y su zona metropolitana, no se vislumbra un comportamiento diferente para esta vialidad, en donde la presencia de anuncios a todo lo largo de su recorrido, incrementen en magnitud e importancia el impacto adverso global.

Resulta paradójico, que a menudo el impacto por las obras motivadas por los anuncios tengan por proyección de sombras, reducción de visibilidad de los paisajes, etc., mayores efectos ambientales que las propias obras viales..."

El primer párrafo demuestra el legado de Elba Esther en la educación del español, en particular en redacción. En esa maraña de palabras se anuncia lo que es la verdadera joya, que está escrita en el segundo párrafo: la sombra que producen los espectaculares afecta más que la carretera misma.

!Esto es un cambio de paradigma! Bajo este razonamiento, la solución ecológica a nuestros problemas se basaría en  prohibir los espectaculares.

Es triste que existan estos argumentos tan absurdos en un documento que evalúa la pertinencia de una construcción que partirá en dos la última cañada que sobrevive en la ciudad de México. Estos argumentos son el resultado de lo que está pasando en todo el país con las Manifestaciones de Impacto Ambiental. En lugar de que las MIAs sean instrumentos de evaluación, son instrumentos de justificación ante gobiernos complacientes que aceptan argumentos ridículos y torcidos ante algo que es completamente injustificable.

Es por esto necesario que la sociedad influya para que las MIAs no se vuelvan actos burocráticos de las empresas. Las MIAs deben de ser  evaluadas por personas que no tengan ningún interés en la obra. Los gobiernos sí tienen interés, la prueba son los anuncios sobre sus logros de cada año en los informes de gobierno.

Esta será la última joya que voy a publicar por lo pronto. No es que no haya más, pero creo que vale la pena comenzar a hablar de problemas graves que están sucediendo en el DF.

Thursday, July 28, 2011

Los cimientos políticos para la destrucción de Cuernavaca en favor de las constructoras

Me tomo un descanso de las Joyas de la MIA de La Supervía para re-publicar una carta hecha por el Dr. Raúl García Barrios sobre lo que está pasando en Cuernavaca.

Esta carta la escribió Raúl el 15 de Julio sobre cómo se busca quitarle el poco poder que tienen los ciudadanos que quieren proteger su ciudad contra la especulación y las constructoras. Es un buen ejemplo de lo que está pasando en este país: para los gobiernos actuales (de cualquier partido) lo que importa es construir a como de lugar, pero no importa la calidad de vida, los ecosistemas, los derechos humanos e incluso si las construcciones que tanto cacarean se utilizan. A continuación reproduzco la carta.

-----
Lamento muchísimo ser el portador de esta pésima noticia para la ciudadanía, para nuestra ciudad y para sus ecosistemas, y los invito a que la extiendan por todo su ámbito de acción 

Queridos amigos,

Ayer viernes en la tarde, alrededor de las 7 p.m., el sector gubernamental de Morelos en pleno (federal, estatal y municipal) del Órgano Ejecutivo del Programa de Ordenamiento Ecológico del Territorio de Cuernavaca (POET) votó en bloque y sin discusión abierta alguna una serie de medidas de reforma del programa. La reforma deroga todos los criterios que prohíben o regulan el desarrollo de infraestructuras privadas y públicas en el área de protección ambiental del municipio. Entre los criterios derogados están el Criterio Administrativo 3 que prohíbe el desarrollo de obras e infraestructuras en bosques y barrancas protegidos, y el Criterio Administrativo 10 que regula el desarrollo de obra o infraestructura pública al someterla a los principios precautorio y de certeza científica. Estos dos criterios tienen su origen en las luchas ciudadanas de los últimos años por proteger el medioambiente de Cuernavaca, tienen su base en la legislación nacional e internacional y fueron establecidas como herramientas muy importantes para proteger los muy maltrechos bosques, manantiales, ríos y barrancas de la ciudad. Son mecanismos para hacer valer nuestro derecho humano al medioambiente adecuado, protegido por la Constitución. La reforma invierte, además, el orden de prioridad legal entre el POET y el Programa de Desarrollo Urbano (PDU). De acuerdo a la Ley, el PDU debe estar subordinado al POET; la reforma invierte la polaridad, y somete el POET a un Programa de Desarrollo Urbano completamente anacrónico y fuertemente agresivo al medioambiente.

Los hechos ocurrieron en una reunión cerrada citada apenas ayer a las 5 p.m., y a la que se impidió estrictamente el paso a cualquier individuo ajeno al Órgano Ejecutivo. Cabe mencionar que este es un hecho sin precedente en los tres años de operación del mismo órgano. También es importante señalar que durante la semana pasada se acordó que la reunión del Órgano Ejecutivo tendría efecto hoy viernes a las 9 a.m., y que dicha reunión fue suspendida unilateralmente por la autoridad municipal para dar paso a esta reunión vespertina con el único propósito de reducir la participación del sector ciudadano y académico. Por cierto, éste es el último de una serie de procedimientos legaloides francamente repulsivos utilizados por la administración de Manuel Martínez Garrigós para erosionar esta participación, que incluye la suspensión unilateral (amparada en una interpretación amañada de la Ley) de las reuniones del Órgano Ejecutivo por más de un año, la eliminación del órgano ejecutivo elegido al inicio de su administración, el rompimiento de la paridad acordada entre el sector gubernamental y el ciudadano (hecho que fue decisivo en esta votación), la aprobación de medidas disciplinarias absurdas de aplicación efectiva sólo para la ciudadanía, pues podían ser violadas sistemáticamente por el gobierno sin consecuencia para ellos.

El documento aprobado por el Órgano Ejecutivo incluye en su texto una importante cantidad de motivaciones y reformas, algunas de gran complejidad jurídica. Ante esto, en mi calidad de representante de la UNAM, solicité al secretario del órgano, Lic. Rogelio Sánchez Gatica, representante del Alcalde de Cuernavaca ante el COET, la oportunidad para todos los presentes para estudiar las reformas y así poder emitir una opinión justificada acerca de su pertinencia. Esto me fue negado; en cambio, operó la caballada característica de los modos de operación tradicional PRIísta (y los acuerdo políticos establecidos con los gobernantes políticos PANistas en el poder estatal y federal).

Con este acto, además, se extingue el último de los espacios oficiales de participación ciudadana efectiva creados durante la ventana de "esperanza democrática" abierta en el 2000. Estos espacios fueron creados a iniciativa de la ciudadanía organizada y fueron fuertemente defendidos por el movimiento ambiental durante los últimos 11 años. Dieron a nivel local origen al Manifiesto del Agua de Cuernavaca, al POET vigente y al Programa de Desarrollo Sustentable de Cuernavaca (todos ellos convertidos ahora en letra agonizante), y permitieron el desarrollo de algunas estrategias de lucha medioambiental cruciales para los logros obtenidos en la defensa de la Barranca de los Sauces, Loma de Mejía, Manantial Chihuahuita, Cementera Moctezuma y recientemente el Parque Tlaltenango. Con la pérdida de estos espacios se pierde la oportunidad de mantener el contacto directo y permanente de las organizaciones sociales y académicas autónomas con las autoridades, lo que evidentemente aumenta la probabilidad de que la adversidad se convierta en conflicto y el conflicto en violencia potencial contra de la ciudadanía.

 Todos tenemos claro que detrás de este "golpe" en contra de la razón y el derecho humano están varios intereses. Destacan la construcción del libramiento norponiente y la posibilidad del desarrollo de la "nueva ciudad de Cuernavaca" en el poniente de la ciudad. Estos desarrollos han sido fuertemente cuestionados desde la ciudadanía, algunas comunidades y ejidos y la academia. El POET fue originalmente diseñado para permitir a estos amplios sectores ciudadanos la posibilidad de conocer y discutir libre y ordenadamente los argumentos en pro y en contra de estos proyectos, y tomar una decisión colectiva democrática regida por la razón y la justicia medioambiental. La reforma aprobada hoy anula completamente esta posibilidad y da pié a que operen muchos de los mecanismos que caracterizan a la profundísima corrupción del sector medioambiental del gobierno mexicano, que ha establecido desde hace años un “Mercado de la Ley” como uno de los componentes más evidentes de la captura y desviación del poder del Estado en nuestro país. Dicho “Mercado de la ley” afecta a toda la normatividad ambiental mexicana, y motiva a las instancias de gobierno encargadas de proteger el derecho al medioambiente adecuado a actuar más como defensores de los promoventes de los proyectos de inversión que como defensores de los ecosistemas. En el “Mercado de la Ley” impera el poder económico y el interés de corto plazo de funcionarios.

El libramiento norponiente es sólo un ejemplo de la operación de este mercado. Durante los últimos años, las autoridades federales y de varios estados del centro de la república han tomado la decisión de autorizar la construcción de autopistas que atravesarán —fragmentándolas— varias áreas naturales protegidas o zonas de alta importancia hídrico-ambiental, y que también crearán una enorme inversión en su construcción y operación --con gigantescas ganancias privadas--, "generarán empleos" (cómo si fuera la única forma de hacerlo), incrementarán los ingresos fiscales de estados y municipios (lo que se haría con muchísima más efectividad con una reforma fiscal adecuada, que tasara al capital, los dividendos y la renta como en cualquier país latinoamericano o la OCDE), inducirán una imagen pública favorable al voto electoral y probablemente brindarán a las mismas autoridades importantes oportunidades de enriquecimiento personal ilegal. En sentido estricto, esta infraestructura está impedida por la Ley o por lo menos ampliamente regulada, pues en el largo plazo ninguno de esos "beneficios" alcanza a pagar los costos que la destrucción de los ciclos hídricos, los ecosistemas y las comunidades biológicas impondrá sobre el bienestar del pueblo mexicano. Sin embargo, los funcionarios que ejercitan su autoritarismo a través del “Mercado de la ley” lógicamente han optado por buscar todo tipo de mecanismos para “vender” la evasión de estos impedimentos y regulaciones en detrimento del medioambiente, la biodiversidad y los recursos naturales.

México cuenta con poquísimos municipios (menos de cincuenta de más de 2500) con un ordenamiento ecológico del territorio local. Este golpe trasciende a Cuernavaca, pues da cuenta de la debilidad efectiva de este instrumento de política medioambiental y la disposición del gobierno federal para violentar sus propios acuerdos y disposiciones cuando así conviene al interés económico.

Un párrafo para el esperanza. La votación de ayer no significa que "todo está perdido". La reforma del POET tiene todavía que pasar por el filtro de muchos mecanismos que obligan a la autoridad a convocar a la "consulta" pública. Desafortunadamente, el modo en que operen estos mecanismos queda en manos de la autoridad, y los métodos utilizados ayer nos permiten apreciar que ésta no pretende permitir un verdadero debate. Sin desatender este frente, la ciudadanía organizada deberá desarrollar aún más otros métodos de lucha adecuados al propósito. Con afecto, Raúl García Barrios Representante de la UNAM Órgano Ejecutivo POET

Saturday, July 16, 2011

Las joyas de la MIA de la Supervía 4: Diez minutos bien valen un bosque


El estudio técnico justificativo (ETJ) de la MIA de La Supervía lo hicieron SIGEA, ESAF (Estudios Ambientales y Forestales) y Via Rápida Poetas (Copri-OHL). En este estudio el segundo párrafo del apartado X dice:

“Esta vialidad permitirá recorrer alrededor de 10 Km en 10 minutos que es la longitud total del trayecto entre la autopista Mexico-Toluca y Periferico Sur, una reducción de la mitad de los tiempos de traslado entre el sur y el poniente para vehiculos particulares y para los usuarios del transporte publico. “


En resumen: La Supervía le ahorrará al automovilista 10 minutos.


¡10 minutotes!


Pero 10 minutos no cuadran. Se tiene que tener una velocidad promedio de 60 km/h en la ciudad para 10 minutos. Ahí comienzan a surgir dudas.


Para aclarar algunas de estas dudas cualquiera puede hacer un ejercicio en una computadora con acceso a Googlearth y medir los kilómetros entre los puentes de los poetas y periferico sur por dos rutas: 1) con el trazo de la supervía y 2) con la ruta acutal. La diferencia entre ambas rutas es sólo de 2 kilómetros.

Si el promedio de velocidad de un auto en esta ciudad es de 16 y 20 km/h, el ahorrarse 2 kilómetros reduce el tiempo únicamente entre 6 y 7.5 minutos. Esto suponiendo que la caseta de cobro no detiene a los automóviles, que no existen cuellos de botella en los entronques, o que no existe el tráfico inducido. 


Cuando hicieron los puentes de los poetas Copri anunció que estos puentes solucionarían de una vez por todas el tráfico de Santa Fe. Imaginemos que esa vez se equivocaron por un poquito, pero que ahora verdaderamente no se equivocan. Imaginemos también que ahora sí hicieron bien los cálculos y que efectivamente se van ahorrar esos 10 minutotes.


¿Que es un bosque, dos ríos y 29 especies en peligro de extinción si uno se va ahorrar 10 minutos? El blog "Crónica de un ecosidio llamado Supevía Poniente", documenta con fotos como se está destruyendo por OHL y Copri. Ahí se puede ver lo que se está perdiendo.


Cuando nuestros hijos nos reclamen por la ciudad que les dejamos: sin agua, sin bosques, sin ríos, más desigual, inundada y endeudada, les podremos decir: ¿pero de que te quejas? por un par de meses logre ahorrarme 10 minutotes.